ÑAM

Este bagel sabe a gloria bendita

Lo que no confirmamos es que sea la segunda llegada del mesías.

Aunque se suelen asociar con el desayuno, lo cierto es que los Bagels también son apropiados para un almuerzo (véase un Brunch) o la cena. Todo depende de qué ingredientes utilices. La base es de lo más versátil, así que las opciones son ilimitadas. Desde algo suave y ligero hasta lo más potente.

Cuando viajé a Nueva York hace cinco años tuve la oportunidad de probar unos cuantos Bagels. No creo que haya una combinación perdedora pero si hay una que sobresale del resto. Lee con atención. Bagel de pera, manzana, queso cheddar fundido, cebolla caramelizada, mermelada de manzana, rúcula y huevo a la plancha. Tranquilo. Es normal que se te haya hecho la boca agua.

Vayamos paso por paso

Los ingredientes son de lo más comunes en una cocina, así que no te será difícil (ni caro) prepararlo. Foto por Asier G. Morato.

Los ingredientes son de lo más comunes en una cocina, así que no te será difícil (ni caro) prepararlo. Foto por Asier G. Morato.

Ingredientes para uno: Un bagel, cebolla, aceite de oliva, rúcula, dos lonchas de queso cheddar, manzana, pera, mermelada de manzana y huevo.

Lo primero es caramelizar la cebolla, que para algo es lo que más tarda. Para ello sólo hay que cortar media cebolla en tiras y ponerlas con algo de aceite de oliva a fuego muy lento. Si quieres acelerar el proceso puedes echarle una cucharada de azúcar, pero si tienes tiempo no es necesario.

Con la cebolla en la sartén es el momento de cortar el bagel por la mitad y tostarlo. Puedes hacerlo en el horno y gratinar el queso o puedes utilizar un tostador y usar el calor residual para que se derrita la loncha de cheddar.

Elijas lo que elijas el siguiente paso es untar un poco de mermelada de manzana sobre el queso y añadir un poco de rúcula en uno de los lados.

Después de lo verde es la hora de la fruta. Como va a ser un bocadillo lo mejor es cortar la pera y la manzana en finas láminas. Nosotros le hemos dejado la piel pero eso ya es elección tuya.

A estas alturas la cebolla ya debe de estar caramelizada, así que es el momento de añadirla al Bagel. Con esto ya sólo queda hacer un huevo a la plancha, salpimentar al gusto, ponerlo encima y ya está listo para comer.

Lo mismo te sirve de almuerzo que de cena. Foto por Asier G. Morato.

Lo mismo te sirve de almuerzo que de cena. Foto por Asier G. Morato.

¿A qué esperar para probarlo? Y si lo haces no te olvides de mandarnos una foto.