Todos los artículos guardados como: El Mochilero

Pocas experiencias resultan tan imperdibles como viajar. No importa si es a la vuelta de la esquina o al quinto pino, recorrer el mundo con la mochila al hombro es una sensación increíble. No es que sea el guía turístico definitivo, pero espero que estas experiencias en forma de blog de viajes os ayuden a descubrir lugares maravillosos.

Si te das una vuelta por algún que otro blog de viajes puede parecer que sólo se puede conocer mundo a todo trapo, pero si algo he aprendido en todos estos años es que con una mochila y un sofá en el que caer muerto durante la noche suele ser más que suficiente.

Hay muchas formas de viajar, pero yo soy de los que quiere conocer el lugar como si hubiese nacido allí. Adoro perderme y encontrar los rincones ocultos que te dejan sin palabras, descubrir nuevos sabores y sobre todo disfrutar de toda la cultura local. Si eres cómo yo, este es tu blog de viajes.

Un fin de semana en Lisboa, la ciudad de las siete colinas

Pese a que muchas veces se la sitúe un escalón por debajo de ciudades como Barcelona, Londres o París, lo cierto es que Lisboa no tiene nada que envidiar a las grandes capitales europeas.

Con su arquitectura Pombalina y sus fachadas repletas de azulejos; con sus calles llenas de vida y con barrios como Alfama, que parecen detenidos en el tiempo, la capital de Portugal es una de las ciudades con más encanto del viejo continente.

Un destino tan fascinante como cercano, está a apenas una hora y media de avión de muchas ciudades de la peninsula. De ahí que Lisboa sea una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana como la que os contamos a continuación.

¿Te vas de Erasmus? Aprovéchalo al máximo con estos consejos

Viajar está de moda, especialmente si eres universitario. Entre el InterRail y los vuelos low-cost puedes conocer cualquier rincón de Europa por unos pocos euros. Aunque, si os soy sincero, pocos viajes pueden superar a la experiencia de irse a estudiar fuera. Da igual si te vas seis meses o todo un año, cambiar de ciudad, país, idioma y, sobre todo, salir de tu zona de confort es algo irrepetible. Os lo digo por experiencia.

El pueblo con vistas al Jardín del Edén

La gran cantidad de párkings y museos (nada menos que ocho, entre los que se incluyen uno de miniaturas y otro de saleros y pimenteros, ahí es nada) que hay en este pueblo de apenas 200 habitantes te puede hacer pensar que has caído de lleno en una de esas trampas para turistas tan habituales en el Mediterráneo. Aunque lo cierto es que estas en uno de los pocos pueblos de España que tiene vistas Jardín del Edén.

Altea, la villa con vistas privilegiadas al Mediterraneo

Cuando vas de vacaciones a la Costa Blanca lo que esperas son las típicas imágenes que llenan los telediarios en verano. Las playas a rebosar donde apenas se puede clavar una sombrilla, grupos de guiris color cangrejo con la marca de las gafas de sol en los ojos, los anuncios de la ciudad de vacaciones, Maria Jesús y su eterno acordeón tocando sin parar… Pero lo cierto es que todo ello sólo representa a una pequeña parte de todo lo que puede ofrecer Alicante. De hecho, si os describiese calle por calle el casco viejo de Altea lo más seguro es que no lo situaseis a menos de 100 kilómetros de Benidorm. Pero en realidad sólo necesitas 20 minutos en coche.