ÑAM

Cómo disfrutar de un buen vino

Olvida todo lo que hayas leído por ahi, esta es la guía definitiva para aprender a disfrutar de un buen vino.

Desde hace algunos años la cultura del vino se ha visto rodeada de una serie de esnobs que se han dedicado a escribir libros, artículos e incluso dar cursos cobre cómo degustarlo. Hemos llegado a un extremo en el que uno no puede beber un tinto sin evitar hacerse el experto, aunque no tenga ni idea. Por eso, en este articulo no os vamos a enseñar cómo degustar un buen vino si no cómo disfrutarlo en todo su esplendor.

Consigue un buen vino

Lo primero de todo, olvida el carton. Eso ni siquiera se puede considerar vino. Tampoco hace falta que compres botellas de 50€, por 10-15€ puedes encontrar “caldos” (así es como llaman al vino los entendidos) realmente buenos. Si no sabes por cual decidirte aquí tienes unos cuantos que no decepcionan:

  • El tinto “Finca San Martín” de la bodega Torre de Oña y denominación Rioja (15€).
  • El blanco “Godeval Cepas Vellas” de las bodegas Godeval (14€).
  • El blanco “Cair“ las bodegas Cair (20€).
  • El tinto “Godelia Mencia” de las bodegas Godelia.

Aprende a servirlo

Al igual que la cerveza, el vino mejora cuando se sirve a la temperatura adecuada. En el caso de los tintos unos 18º, la del vino blanco ronda los 12º-14º y el de los espumosos (como el Cava) los 4º. Si tienes poco tiempo para enfriarlo no se te ocurra recurrir al congelador, prepara un cubo con hielo y algo de agua y mete la botella dentro.

A parte de la temperatura, también es importante servir el vino en una copa. De esta forma el vino respira (como lo lees), lo cual saca a relucir todas sus cualidades, y además podemos apreciarlo con varios sentidos: vista, olfato y gusto.

Acompáñalo con algo de comer

Disfrutar de estos vinos es una experiencia por si misma, pero todas las experiencias se pueden mejorar. Dependiendo del vino podemos hacer un “maridaje” con distintos tipos de comida. Los tintos se suelen llevar mejor con las carnes, pastas y guisos, mientras que los vinos blancos conjuntan mejor con el pescado y el marisco. Tampoco te tienes que complicar mucho, te aseguro que si acompañas una botella con algo de queso, nueces, embutido ibérico tendrás un aperitivo perfecto.

Compártelo

Por último, ten en cuenta que el vino no solo mejora acompañado de comida, también lo hace cuando te rodeas de amigos. Comparte una botella con tu pareja mientras disfrutáis de una cena romántica, o hazlo con tu familia mientras celebras una buena noticia.