Caprichos
Dejar un comentario

SNES Classic Mini, la nostalgia llama a tu puerta

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Now you’re playing with SUPER powers.

Puede que no sea fácil de entender. ¿Al fin y al cabo por qué vas a jugar a algo de hace 27 años cuando hoy en día hay decenas de opciones más modernas?

Si sólo ves la parte tecnológica de los videojuegos puede que no te falte razón (¿por qué usar un Nokia de tapa cuando puedes tener un iPhone X?), pero estarías ignorando una de las partes mas importante, la cultural. No importa el género del juego, todos ellos reflejan y construyen la cultura contemporánea con sus puzzles, diseño e historias.

Si seguimos leyendo El Señor de los Anillos, escuchando ese disco de Gun’s N Roses o viendo las películas clásicas de Disney, ¿por qué no íbamos a hacer lo mismo con los videojuegos?

De hecho, la única diferencia entre todas ellas es la barrera tecnológica. En el caso de un libro, somos nosotros quienes descodificamos las palabras así que no importan los años que pasen. Las películas y las canciones son algo más complejas, se necesita de un aparato, pero la barrera es tan baja que la mayoría de títulos se han ido modernizando. Pero con los videojuegos la cosa se complica bastante si no tienes la consola y el juego en cuestión.

Puedes intentar darte una vuelta por el mercado de segunda mano, pero salvo que tengas mucho tiempo y paciencia es difícil encontrar cosas populares en buen estado por un buen precio.

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Foto por Asier G. Morato.

Si no quieres convertirte en el Indiana Jones de los videojuegos otra opción (mucho más económica) es emular la consola y los juegos. Algo así como hacer que tu DVD se crea que es un VHS para ver la cinta de los Goonies.

Hasta el año pasado había dos opciones a la hora de emular todos estos juegos. Instalar un emulador como OpenEmu en el ordenador (no te puedes sentar frente a la tele a jugar y los mandos ya tal) o comprar los juegos de forma virtual en tu consola preferida (los mandos no son los mismos).

Pero ahora a Nintendo se le ha ocurrido una nueva forma de vender nostalgia: la gama de consolas Classic Mini. Unas réplicas en miniatura de sus consolas que cuentan con los mandos originales y una selección de sus mejores juegos. El año pasado la NES Classic Mini voló de las estanterías y ahora le toca a su hermana. Veamos si realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini (79,95€).

¿¡Qué hay en la caja!? ¿¡Qué hay en la caja!?

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Foto por Asier G. Morato.

Si tienes una NES Classic Mini te puedes hacer una idea. Viene prácticamente lo mismo a excepción del segundo mando.

Por mucho que sepas que la consola es una versión en miniatura, es difícil no mostrarse sorprendido ante el ridículo tamaño de la caja. ¡Parece imposible que tenga una consola y dos mandos dentro! Aunque si eso rompe tus esquemas, espérate a ver la consola.

El rayo reductor de Nintendo ha hecho menguar la SNES hasta un cuarto de su tamaño original. Ocupa ligeramente más que un Apple TV, así que si le sumamos su diseño estamos ante una auténtica cucada. Su diseño me gusta tanto que diría que merece la pena comprar la SNES Classic Mini  sólo para usarla como decoración.

Lo que no ha cambiado nada son los mandos (se incluyen dos). No sólo tienen el mismo aspecto si no que además se sienten igual. O eso dicen los que tuvieron una. Su cable es ligeramente más largo que los mandos de la NES Classic Mini, pero si tienes el sofá ligeramente alejado de la tele lo mejor es que te hagas con uno de estos alargadores si no quieres jugar sentado en el suelo.

Por último, además de la literatura habitual (y 300 puntos platino de My Nintendo) se incluye un cable HDMI y un cable USB.

Regreso al pasado

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Foto por Asier G. Morato.

Probablemente la maquinita sea un objeto de colección por si mismo, pero si por algo merece la pena comprar la SNES Classic Mini es por los 20+1 juegos que incluye.

¿Por qué son 20+1 juegos y no 21? A diferencia del resto de sus compañeros Star Fox 2 nunca se llegó a lanzar en la SNES original y es ahora, 18 años después de que fuese descontinuada, cuando podemos jugarlo por primera vez. Si eres un fanático de la saga seguro que te merece la pena comprar la SNES Classic Mini.

Puede que hoy en día indies como Shovel Knight hayan recuperado los juegos en 2D con estilo Pixel Art, pero la SNES fue el último sistema en la que este tipo de títulos se consideraban AAA. A partir de ahí llegó la locura por las tres dimensiones y este estilo quedó relegado a las portátiles.

De ahí que muchos de los juegos de su catálogo se consideren obras maestras. Aún así, el tiempo no ha pasado igual de bien para todos juegos que incluye. Hay algunos que siguen siendo auténticos imperdibles, otros son bastante buenos y también los hay que casi es mejor pasarlos por alto:

  • Imperdibles: Yoshi’s Island, Donkey Kong Country, Super Mario World, Super Metroid, The Legend Of Zelda: Link to the Past y Final Fantasy III.
  • Hay que pasárselos al menos una vez: Street Fighter II, Super Castlevania IV, Mega Man X, Secret Of Mana y Eartbound.
  • ¯\_(ツ)_/¯: Super Ghoul’s n Ghosts, Super Mario Kart, Super Mario RPG, Star Fox, Contra III, Kirby’s Dream Course, Kirby Super Star,F-Zero y Super Punch-Out.

Dicho esto, juegos como los Mario o Zelda resultan algo más hostiles que sus equivalentes modernos puesto que no tienen algunas mecánicas (como saltar en la pared) a las que estamos acostumbrados. De ahí que sean algo más difíciles por decirlo de algún modo.

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Foto por Asier G. Morato.

La única pega que le puedo poner al catálogo es que no hay tantos juegos para dos como me hubiese gustado. Sólo Super Mario Kart y Street Fighter II permiten competir entre dos y la lista de juegos que permiten cooperar los dos a la vez para avanzar tampoco es muy extensa: Contra III, Final Fantasy III, Kirby Super Star y Secret of Mana. Juegos como Donkey Kong Country o Super Mario World están marcados para dos jugadores pero te vas alternando, algo que se podría hacer con un sólo mando.

Juegos retro aparte, otro de los motivos por los que merece la pena comprar la SNES Classic Mini es lo sencillo que resulta jugar en ella. Es como volver a una época en la que las cosas no eran tan complicadas. No me refiero a que antaño tuviésemos más tiempo libre, si no a que la consola deja de lado tonterías modernas como las actualizaciones de varios gigas, las instalaciones que nunca acaban, los mandos que hay que recargar cada dos por tres o los S.O. que parece que están optimizados para cualquier cosa menos para jugar a un videojuego.

Una vez sale de su caja y se conectan dos cables apenas hay que elegir el idioma antes de poder sentarse a jugar. A partir de ahí, en menos de 30 segundos puedes estar inmerso en el distópico mundo de Earthbound o en los coloridos valles de Yoshi Island.

De hecho, el diseño de la consola está tan centrado en poner facilidades al jugador y permitir partidas rápidas que cuenta con dos funciones de lo más interesantes: puntos de suspensión y rebobinar. El primero está pensado para que puedas guardar tu progreso en cualquier momento del juego y no tengas que depender del posiblemente arcaico sistema de guardado del juego.

Por su parte, la función de rebobinar te permite retroceder en la partida como si de una cinta VHS se tratase. Es un poco trampita, para qué vamos a negarlo, pero nadie te obliga a usarlo y te evita sufrir las absurdas penalizaciones por morir de algunos juegos. Además, como hay que levantarse del sofá para pulsar el botón de Reset para activarlo tampoco es que sea lo más cómodo del mundo.

Nintendo siendo Nintendo

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

¿Dónde se supone que tengo que enchufar esto? Foto por Asier G. Morato.

Siendo una consola de Nintendo, como era de esperar, hay unas cuantas decisiones ¿absurdas? ¿incomprensibles? que pueden hacerte pensar que no merece la pena comprar la SNES Classic Mini.

Para empezar, aunque la consola te pregunta durante la configuración qué idioma quieres usar todos los juegos sólo están disponibles en el idioma de Shakespeare. O lo que es lo mismo, en inglés.

Puede que se indique en la caja o que los juegos originales nunca se tradujeran a nuestro idioma pero con la cantidad de dinero que van a hacer vendiendo juegos de hace 25 años podrían haber tenido el detalle de traducirlos. Puede que yo no tenga ningún problema en entender qué hay que hacer para continuar con la historia de Zelda: A Link to the Past, Earthbound, Secret of Mana o Final Fantasy III pero habrá mucha gente que sólo pueda disfrutar de los plataformas o los juegos de carreras.

Pero lo realmente irritante de la SNES Classic Mini es que pese a venir con dos mandos, cable HDMI y cable USB no viene un adaptador de corriente. Se vende aparte por 12€.

Esto no es nuevo en Nintendo, ya lo hicieron con la NES Classic Mini el año pasado o con la New 3DS, pero no por ello deja de ser una mala idea. ¿Os imagináis que un fabricante vendiese el deposito de gasolina del coche como un extra?

Por si alguien se lo pregunta, el dock de la Nintendo Switch no da potencia suficiente (el puerto ya podría ser USB-C en vez de USB Micro) pero puedes usar el adaptador de un móvil o tablet sin problema.

Sí, merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Realmente merece la pena comprar la SNES Classic Mini

Foto por Asier G. Morato.

Dicho esto, y pese a que puede que el artículo haya terminado algo hater, la verdad es que estoy totalmente enamorado de este pequeño pedazo de plástico. Si no estás dudando deja de darle vueltas, claro que merece la pena comprar la SNES Classic Mini (79,95€). Es una pieza que no puede faltar en la colección de un Nintendero y además te permite disfrutar de alguno de los mejores títulos de su catálogo.

Ahora sólo queda esperar a que la NES vuelva a las tiendas (tal y como han prometido) y que continúen ampliando la colección (al menos hasta llegar a GameCube). ¡Qué levante la mano quien se muera de ganas por una Game Boy (Color) Classic Mini!

Comprar SNES Classic Mini

GuardarGuardar

Deja un comentario: