Cultura

Bayona vuelve a tocarnos la fibra sensible con “Un monstruo viene a verme”

Prepara los pañuelos, lo más seguro es que acabes llorando.

Contar una historia es algo que todos podemos hacer, sin embargo, hacerlo de forma que impacte en la audiencia sólo está al alcance de unos pocos. J.A. Bayona es uno de ellos. Lo hizo con “El Orfanato” y “Lo Imposible” y, después de asistir a uno de los pases, os puedo asegurar que lo ha vuelto a conseguir con “Un monstruo viene a verme” (A Monster Calls). Una película que llega hasta lo más hondo de tu corazón a través de Conor (Lewis MacDougall), un joven demasiado mayor para ser considerado un niño pero demasiado pequeño para ser considerado un hombre.

Dirección: J. A. Bayona.
Guión: Patrick Ness.
Actores: Lewis MacDougall, Sigourney Weaver, Felicity Jones, Liam Neeson.
Duración: 108 minutos.
País: España.
Estreno en cines: 7 de octubre.


Atormentado por la enfermedad de su madre (Felicity Jones), la severidad de su abuela (Sigourney Weaver), el abandono de su padre y el abuso que sufre en el colegio acaba escapando de la realidad para encontrarse con un monstruo (Liam Neeson) que le visita a las 12:07. Y no me extraña. Ni siquiera la persona más fuerte de la película, su abuela, puede con ello.

Directo al corazón

La historia de Patrick Ness funciona de forma espectacular en la gran pantalla. Siempre es difícil mejorar la versión inicial, pero Bayona ha sabido aprovechar todas las herramientas narrativas que el cine pone a su disposición. Imposible quejarse después de ver la primera historia del monstruo, un trabajo que, al igual que ocurre con la historia de los tres hermanos en “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, podría ser un cortometraje de premio. Todo gracias a su animación y la potente voz de Liam Nesson.

Aunque el resto del casting de “Un monstruo viene a verme” tampoco se queda atrás. Sigourney Weaver (“Alien”, premio Donostia 2016), en su papel de abuela, y Felicity Jones (“Star Wars Rogue One”, “La Teoría del Todo”, “Inferno”), en su papel de madre enferma, están estupendas pero quedan totalmente eclipsadas por la brillante actuación de Lewis MacDougall (“Pan”). Una prueba más de que los jóvenes vienen pisando fuerte.

Lewis MacDougall ha hecho con Conor la mejor interpretación infantil del año con mucha diferencia.

Lewis MacDougall ha hecho con Conor la mejor interpretación infantil del año con mucha diferencia.

Un casting que te lleva en volandas por una de las historias más tristes y conmovedoras del Festival de Cine de San Sebastián. Las lagrimas y el sonido de los pañuelos fueron constantes en la sala. Imposible aguantar cuando Conor por fin estalla, cuando ni siquiera su Monstruo puede sostenerle.

Un monstruo viene a verme” es sin duda alguna la película española del año. Aunque, no puedo evitar preguntarme si realmente la podemos considerar una película española. Esta claro que el director y el dinero han salido de aquí, pero ahí acaba todo. La historia está basada en el libro homónimo de Patrick Ness (Estados Unidos), los actores son extranjeros, la V.O. es en inglés y se ha rodado gran parte en Inglaterra. ¿Dónde está la Ñ?

Puede que durante años el cine Español no haya sido el mejor ejemplo, pero en los últimos tiempos está más en forma que nunca. No hace falta salir del Zinemaldia para encontrar ejemplos como “Que dios nos perdone“. Ojalá el próximo trabajo de Bayona tengo un verdadero acento español.

Más información