Gastronomía

Quítate la morriña con esta impresionante Tarta De Santiago

He aquí la definición gráfica de Galicia Calidade. Y además sin gluten.

Cinco días. Eso es todo el tiempo que necesitó Galicia para enamorarme por completo. Cómo no hacerlo con praderas verdes, playas de agua cristalina, ciudades como La Coruña y la pasión que ponen en la cocina. Por qué si algo saben los gallegos es cocinar en condiciones.

Cuento los días que faltan hasta que pueda volver, pero hasta entonces no hay mejor forma de apaciguar la morriña que esta impresionante Tarta De Santiago.

Alimenta al gallego que llevas dentro

Tarta de santiago - Almendras - El Imperdible

Es importante que las almendras estén crudas y sin sal o azúcar. Foto por Asier G. Morato.

Te lo adelanto, esta es una de las recetas más sencillas que hemos preparado hasta ahora en El Imperdible. Desde la lista de ingredientes hasta la preparación no hay nada que el cocinero más inexperto no pueda hacer.

Ingredientes: 400 gr de almendras crudas (ni fritas, ni tostadas, ni con sal, ni con azúcar), 400 gr de azúcar y 4 huevos.

Para empezar tritura las almendras con la ayuda de una batidora hasta que queden como en la foto y después lo mezclas con el resto de ingredientes en un bol. Si tienes un robot de cocina este es su momento.

Si, la masa está muy rica. Pero tienes que evitar la tentación de comértela a cucharadas o te vas a quedar sin Tarta De Santiago.

Con todo mezclado ya solo queda volcarlo en el molde y meterlo al horno a 180° (arriba y abajo) durante 40 minutos. Es importante que el molde este bien untado de aceite (también podéis poner un papel de horno sobre el molde) y que la masa no sea más alta de un dedo. De lo contrario se puede pegar o puede quedar tan grueso que no se haga bien. Míralo por el lado positivo, si el molde es pequeño en vez de una Tarta De Santiago tienes dos.

[/blue_box]Lo cierto es que el tiempo varía según el grosor, así que lo mejor es asegurarte de que está hecha clavando un palillo. Si sale limpio está lista. [/blue_box]

Gloria bendita. Foto por Asier G. Morato.

Gloria bendita. Foto por Asier G. Morato.

Una vez fuera del horno no te aceleres. Espera a que se enfríe antes de intentar sacarla del molde o se podría romper. Por último, espolvorea azúcar glass por encima y ya está lista para comer junto a un buen café.