Caprichos

¿Tienes lo necesario para sobrevivir a un día en la ciudad?

Herschel

Se requiere algo más que la cartera, el móvil y las llaves.

Algo que me fascinó cuando viajé a Lisboa fue lo mucho que cambiaba la ciudad de un barrio a otro. No hablo sólo de las obvias diferencias entre el casco antiguo y los barrios más modernos, si no de los distintos estilos. Lo mismo podías encontrarte una zona como Baixa Pombalina donde los azulejos se encargaban de hacer brillar las fachadas como podías acabar en un barrio que más bien parecía una aldea como Alfama. Apenas había unos pocos centenares de metros entre cada uno, pero la sensación era de haber viajado centenares de kilómetros.

No fue hasta que volví a Vitoria que me di cuenta de que esos microviajes ocurren en todas y cada una de las ciudades. Te levantas, desayunas, coges el metro y te alejas unos cuántos kilómetros para estudiar, trabajar o descubrir algo nuevo. No es una gran distancia, ni tampoco vas a un lugar paradisiaco, pero si lo suficiente como para tener que llevar unas cuantas cosas contigo.

Lo esencial y nada más

Herschel Columbia

La bandolera Herschel Columbia es perfecta para moverse por la ciudad tanto a pie como en transporte público. Foto por Patricia Bedoya.

Si en tu día a día sólo tienes que llevar contigo el ordenador, un par de libros, cuadernos, y algún que otro accesorio la mejor opción es hacerte con una bandolera que se ajuste a tu estilo.

El peso no se reparte entre tus dos hombros como en una mochila, pero si no llevas mucho peso más que un problema es una ventaja, especialmente si te mueves en transporte público. Cuando te sientas simplemente te la colocas sobre las piernas y como nunca te la llegas a quitar es imposible que se te olvide en el asiento de al lado.

Herschel Columbia

En la bandolera entra todo lo que necesito para trabajar allá donde vaya. Foto por Asier G. Morato.

Aunque esto varia mucho de un modelo a otro, en mi caso la bandolera (Herschel Columbia) que utilizo cuenta con un buen puñado compartimentos para guardar todo bien organizado. Desde pequeños bolsillos para boligrafos y libretas hasta un gran compartimento acolchado para llevar el ordenador bien protegido. Incluso tiene un gancho para las llaves. Nada de rebuscar hasta encontrar lo que necesitas.

La bandolera de aparece en las fotos ya no se fabrica, pero Herschel tiene a la venta otros como los modelos Pop Quiz Messenger (95€) o Clark (130€) que tienen algo más de capacidad y siguen la misma filosofía.

Para caracoles que se llevan la casa a cuestas

Herschel

La mochila Herschel Little América es perfecta para aquellos caracoles que se llevan el estudio a cuestas. Foto por Asier G. Morato.

Si por el contrario tu kit de supervivencia para la ciudad está formado por algo más que un par de cuadernos y un ordenador lo mejor es que olvides por completo las bandoleras. No es sólo cuestión de espacio, las bandoleras suelen tener entre 5 y 10 litros de capacidad mientras que las mochilas rondan los 20 – 25 litros, si no también cuestión de peso.

Puede que un par de cuadernos y un ordenador no supongan gran carga, pero si tienes que sumarle algo de ropa, comida, libros, agua y demás lo mejor es repartir la carga entre los dos hombros. Vuestros "yo" del futuro os lo agradecerán.

En El Imperdible nuestro pequeño caracol andante es Patricia Bedoya que lleva su estudio a cuestas en una Herschel Little America (88€). Una mochila con cierre de saco en la que podemos guardar objetos de todos los tamaños. Además, es ergonómica y cuenta con un compartimento acolchado para el portátil.