Caprichos

Love Hultèn, el hombre que hace realidad la tecnología de Lego

Lego

Fabricadas en madera, estas réplicas a tamaño real no sólo son exactas si no que además son totalmente funcionales.

Desde su aparición en los años 50 los bloques de Lego han servido de inspiración para millones de niños (y adultos). Un juguete que generación tras generación ha invitado a imaginar y construir sin límites.

En todos estos años hemos visto como decenas de personas han utilizado bloques para crear miniaturas de objetos y lugares de todo tipo. Desde coches y naves hasta estadios de fútbol. Lo que no es para nada habitual es ver a alguien traer a la realidad bloques y objetos de Lego.

Inspirados en los 80

Lego

“¡Nave espacial! ¡Nave espacial! ¡Nave espacial! ¡Nave espacial! ¡Nave espacial! ¡Nave espacial!”. Foto por Love Hulten.

Todas las piezas de la colección Brix están inspiradas en los set del espacio que sacó Lego a la venta en los años 80. Unos sets que incluían una serie de bloques estampados con diseños que nos daban a entender que eran mucho más que un ladrillo. Había de todo tipo, desde ordenadores hasta teléfonos pasando por paneles de control, teclados y walkie talkies.

Unas máquinas que Love Hultèn no sólo ha replicado a tamaño real, si no que además las ha construido de manera que sean totalmente funcionales.

Todos ellos son objetos únicos que, por desgracia, no se encuentran a la venta.

Teléfono

Lego

Foto por Love Hultén.

Aunque a primera vista pueda parecer un bloque de madera cortado y pintado en realidad esconde un teléfono en su interior. El teclado, por ejemplo, parece un simple dibujo pero en realidad son todos los botones necesarios para marcar.

Lego

Foto por Love Hultén.

El teléfono no es inalámbrico, pero eso no hace que tenga menos ingenio. Los botónes del bloque grande cuelgan la llamada cuando los pulsamos y la otra pieza, a parte de encajar sobre ellos, esconde un micrófono y un altavoz.

Ordenador

Lego

Foto por Love Hultén.

Algo más divertido resulta el ordenador, que hace las veces de consola al ser capaz de correr, mediante un emulador, juegos de NES, SNES, Atari, GameBoy, Sega Genesis y muchas otras. En este caso la pieza de 1×2 hace las veces de mando, mientras que los botones de la caja triangular controlan las distintas funciones del ordenador.

Lego

Foto por Love Hultén.

Desde la parte de atrás se ve claramente que el ordenador está formado por dos piezas distintas: una que hace las veces de CPU y otra de monitor. También quedan a la vista las conexiones de audio, video, corriente, mandos y USB.

Sintetizador

Lego

Foto por Love Hultén.

Aunque si hay una pieza que destaca del resto de la colección esa es sin duda alguna el sintetizador. Un set con el que podemos crear música electrónica mientras interactuámos con los cubos. No sólo es la maquina con más piezas, si no también una de las más complejas.

Lego

Foto por Love Hultén.

Como en el resto de piezas los botones de encendido y los puertos se sitúan en la parte trasera.

Lego

Foto por Love Hultén.

Mientras que en la parte delantera nos encontramos con botones y un pad que aunque parecen pintados en realidad son de verdad y sirven para crear música.

Lego

Foto por Love Hultén.

En el caso de los altavoces, el volumen se controla girando los enganches de la parte superior.

Walkie Talkie

Lego

Foto por Love Hultén.

Por último, aunque no por ello menos importante, nos encontramos con esta pareja de Walkie Talkies. El micrófono se puede extraer del cuerpo, donde está situado el altavoz.

Hechos a mano

Love Hulten

Love Hultén trabajando en uno de las piezas de madera de uno de sus productos. Foto por Love Hultén.

Todas ellas hechas a mano con materiales de primera calidad por el artesano Love Hultèn. Un sueco que lleva años creando este tipo de objetos únicos mezclando sus amplios conocimientos de carpintería con la última tecnología.

Una mezcla que ha dado a luz consolas retro como Pixel Vision, R-KAID-R o PIXELKABINETT 42. Unos productos que cobran especial relevancia si tenemos en cuenta que todos ellos se hacen de manera individual y artesanal por una única persona que se encarga de de todos los pasos del proceso. Desde la selección de materiales de primera calidad hasta el montaje de los circuitos.