ÑAM

Estas tortitas sin gluten son el homenaje que mereces

Tortitas sin gluten

Da igual si te gustan solas o si las acompañas con fruta, miel, chocolate o nata. Te van a sentar igual de bien.

Los domingos son para darse un homenaje. Después de toda la semana madrugando para ir a trabajar toca quedarse en la cama hasta tarde, no quitarse el pijama hasta la hora de comer y disfrutar de un festín en el desayuno. Fruta, zumos, un buen café y un dulce que te alegre la mañana. Puede ser un mugcake , unas magdalenas de chocolate sin gluten o, si quieres que sea imperdible del todo, una de estas tortitas sin gluten.

¿Qué necesitas?

Tortitas sin gluten

Si eres alérgico a la lactosa cambia la leche de vaca y la vainilla por leche de arroz y coco. Foto por Asier G. Morato.

Los ingredientes para estas tortitas sin gluten no tienen ningún misterio:

  • 125ml de leche.
  • Una cucharada de vainilla.
Si sois alérgicos a la lactosa podéis sustituir la vainilla y la leche de vaca por leche de arroz y coco.
  • 100g de harina de arroz.
  • 1 huevo.
  • 25g de mantequilla.
  • 1/2 sobre de levadura.
  • 25 gr de azúcar.

Con estas cantidades tenemos masa suficiente como para hacer entre cuatro y cinco tortitas.

El paso a paso

Tortitas sin gluten

Con estas cantidades tienes masa suficiente para hacer entre cuatro y cinco tortitas. Foto por Asier G. Morato.

Una vez tengamos todos los ingredientes sobre la encimera los pasos a seguir para hacer estas tortitas sin gluten son de lo más fáciles:

  • Derretimos la mantequilla y la mezclamos en un bol junto con la harina (tamizada) y la levadura.
  • A continuación añadimos la leche poco a poco al mismo tiempo que seguimos removiendo la masa.
  • Separamos las claras de los huevos y las batimos a punto de nieve junto con el azúcar y la cucharada de vainilla en un recipiente a parte.
  • Cuando terminemos las claras a punto de nieve con la otra masa hasta que se liguen por completo.
  • Una vez tengamos lista la masa de tortitas ponemos la sartén al fuego (intensidad media/alta) y, tras engrasarla con un poco de aceite de oliva, echamos una parte de la masa cocinarla. Dependiendo del tamaño las podemos hacer de una en una o en grupos.
Truco: Podemos añadir unos cuantos arándanos a las tortitas mientras se están cocinando para darles un toque imperdible.

Cuando tengamos nuestras tortitas sin gluten sólo nos queda acompañarlas con algo de fruta, nata o miel, preparar un buen café y ya nos podemos sentar en la mesa a disfrutar del desayuno.