Todos los artículos guardados como: ÑAM

Hay muchos blog de gastronomía que se vienen muy arriba con las recetas, utensilios y restaurantes. Tanto que parece que disfrutar de una buena comida está al alcance de sólo unos pocos. Sin embargo, la realidad no puede ser más distinta.

Con un poco de cariño y los conocimientos adecuados se pueden preparar y disfrutar platos que te harán salivar. Y eso es precisamente de lo que hablamos en esta especie de blog de gastronomía que es ÑAM. Aunque no sólo hablamos de recetas, también buscamos los mejores restaurantes, cafeterías y bares en los que saciar algo más que el apetito.

Seamos sinceros, pocas cosas son más imperdibles en la vida que terminar una comida que has disfrutado hasta la última cucharada y acabar chupándote los dedos. Especialmente si eres tú el que se ha puesto el delantal y lo ha preparado con sus propias manos. Así que ya sabes, prepara gorro y mandil y directo a los fogones.

Un cóctel para despedir el 2016

No se vosotros, pero en mi familia todas las nocheviejas se suele brindar con una copa de champán en la que algunos miembros meten un anillo de oro. Una tradición que quizás sea el momento de actualizar. Y no se me ocurre mejor sustituto que el French 75, un cóctel emblemático que tuvo sus orígenes en la Primera Guerra Mundial.

Cómo hacer Katsudon en casa - Receta rápida y sencilla

Katsudon, el manjar japonés del que nunca has oido hablar

Lo admito. Últimamente estoy algo obsesionado con Japón. Al principio era sólo Nintendo, pero poco me fue cautivando el contraste de su cultura, sus productos de papelería, su diseño… y ahora estoy enganchado a su gastronomía.

Todo empezó hace un año con el Sushi, después vino el Ramen y ahora es el turno del Katsudon. Tranquilo, no tiene porqué sonarte. Es un plato habitual de muchos restaurantes japoneses que combina un filete de lomo de cerdo rebozado con arroz, cebolla pochada, huevo y un caldo muy especial. Una mezcla impresionante que le da un sabor único y delicioso.

Este bagel sabe a gloria bendita

Aunque se suelen asociar con el desayuno, lo cierto es que los Bagels también son apropiados para un almuerzo (véase un Brunch) o la cena. Todo depende de qué ingredientes utilices. La base es de lo más versátil, así que las opciones son ilimitadas. Desde algo suave y ligero hasta lo más potente.

Cuando viajé a Nueva York hace cinco años tuve la oportunidad de probar unos cuantos Bagels. No creo que haya una combinación perdedora pero si hay una que sobresale del resto. Lee con atención. Bagel de pera, manzana, queso cheddar fundido, cebolla caramelizada, mermelada de manzana, rúcula y huevo a la plancha. Tranquilo. Es normal que se te haya hecho la boca agua.

No te imaginas lo fácil que es asar castañas en casa

Odio el verano. Ala, ya lo he dicho. Donde esté la sensación de dormir hecho un burrito en la cama que se quiten todos los chiringuitos. O, ¿acaso soy el único que prefiere ir bien abrigado a sudar con cada movimiento? Y ¿qué me decís del secano en el que se convierten jardines y bosques en agosto? Ni si quiera están en la misma liga que un bosque otoñal, como para competir con ellos. Y ya ni hablamos con lo bien que se vive cuando no hay un calor asfixiante que te roba el aire.

Y además están las castañas asadas. Ese manjar del que apenas podemos disfrutar unos meses y que ensombrece al helado e incluso los mazapanes. Una pequeña estufa comestible que te calienta las manos y el alma. Sí, sí. Como lees. El alma. Así de bien sientan.