Toma Nota
1 comentario

Así es cómo tienes que mimar tu pluma para que te dure toda la vida

Cómo limpiar una pluma estilográfica desatascar la tinta seca

Os voy a ser sincero, no es algo que me emocione, pero merece la pena aprender cómo limpiar una pluma estilográfica si con ello consigues que te dure toda la vida.

Lo malo de ir poco a poco y sin pensar mucho en un hobbie es que, muchas veces, para cuando te acabas dando cuenta lo que empezó con un par de caprichos se ha acabado convirtiendo en toda una perdición.

Eso es más o menos lo que me ha pasado a mi con las plumas. La primera fue un regalo, la segunda un capricho y a partir de ahí entre pitos y flautas he acabado con una colección en toda regla. Cada una es especial a su manera y no sabéis lo que disfruto escribiendo o, simplemente, tomando notas con ellas.

Otra cosa que no me esperaba era acabar sabiendo tanto del tema, desde los distintos tipos y tintas hasta cómo limpiar una pluma estilográfica. Esta última parte no es que sea mi preferida, pero es necesaria si quieres que te duren toda la vida.

Cómo limpiar una pluma estilográfica

Cómo limpiar una pluma estilográfica desatascar la tinta seca
Foto por Asier G. Morato.

Así que allá vamos, aquí está todo lo que tienes que saber si quieres aprender cómo limpiar una pluma estilográfica, desatascarla cuando la tinta se seca y guardarlas para que no se estropeen con el tiempo.

Dicho esto, lo mejor será que vayamos por partes.

  1. Desmonta la pluma por completo. El cuerpo y el tapón dan igual, pero si conviene separar el cartucho, la boquilla, el alimentador y el plumín si es posible.
  2. Si usas un cartucho y no está vacío puedes optar por guardarlo una vez cerrado o ponérselo a otra pluma. Si por el contrario la pluma cuenta con un convertidor o deposito con mecanismo de pistón o vacío la forma de limpiarlo es tan sencilla como rellenarlo de agua y vaciarlo en repetidas ocasiones.
  3. A la hora de eliminar la tinta restante del plumin y el alimentador lo mejor es hacer correr agua fría a través de ella. Para ello puedes ponerlo debajo del grifo durante un buen rato o puedes usar una jeringa de plástico, acoplarle un cartucho vacío e inyectar el agua directamente. Con este último método hay más presión y por lo tanto se limpia más y mejor. Eso si, hazlo siempre con cuidado, sobre un cuenco/barreño y protege todo bien con papel para evitar manchas de tinta.
  4. Una vez hayamos terminado de eliminar toda la tinta, es el momento de secarlo todo. Dependiendo del material del que esté hecha la pluma es un paso muy importante puesto que podría aparecer oxido o corrosión. Para ello lo mejor es envolver el alimentador y el plumín en papel de cocina. También puedes optar por soplar (con la boca o la jeringa) aire a través del alimentador. Si queda agua por dentro la tinta saldrá más clara hasta que se elimine por completo.
  5. Una vez hayamos secado la mayor parte, lo recomendable es dejar la pluma desmontada durante la noche para quitar toda la humedad. Mientras podemos aprovechar para limpiar el tapón y el resto de partes de la pluma con la ayuda de la bayeta ecológica y los bastoncillos de algodón.

Y listo, como ves con estos pasos cualquiera puede saber cómo limpiar una pluma estilográfica.

¿Cada cuánto hay que limpiar una pluma? Lo recomendable es hacer una limpieza cada vez que se acaba el cartucho de tinta, especialmente si vas a cambiar de color, cuando tienes pensado dejar de usarla durante una larga temporada o cuando ves que la tinta no fluye del todo bien.

Cómo desatascar una pluma de la tinta seca

Cómo limpiar una pluma estilográfica desatascar la tinta seca
Foto por Asier G. Morato.

Los pasos de antes pueden ayudar a desatascar una pluma, pero si la tinta se ha quedado muy seca lo mejor es que la desmontes y pruebes con algo más fuerte.

Hoy en día la gran mayoría de tintas son solubles en agua, por lo que un primer intento puede ser dejar el plumin, el alimentador y la boquilla en un cuenco con agua durante la noche. También puedes echarle una gota o dos de lavajavillas para darle algo más de fuerza.

Si esta solución no funciona, puedes probar con una mezcla algo más fuerte como mezclar una (1) parte de amoniaco con diez (10) partes de agua. Eso si, hazlo con sumo cuidado y en un espacio bien ventilado puesto que el amoniaco puede desprender olores muy fuertes.

Nunca sumerjas plumas hechas de aluminio, latón, cobre o nitrocelulosa en amoniaco puesto que pueden acabar corroídas o dañarse para siempre.

En el caso de que se haya quedado algo (una fibra de papel, por ejemplo) atascado en el plumín puedes ayudarte de una lámina fina de plástico, aluminio o latón para intentar sacarlo. Eso si, hazlo con cuidado para no desalinearlo.

Cómo guardar una pluma

Cómo limpiar una pluma estilográfica desatascar la tinta seca
Mi pequeña colección de plumas. Foto por Asier G. Morato.

Ahora que ya sabemos cómo limpiar una pluma estilográfica y desatascar la tinta, es el momento de saber cuál es la mejor forma de guardarlas para evitar problemas en el futuro:

A corto plazo

Si usas la pluma de manera regular (aunque sea una vez por semana) no hay ningún problema en dejarla con tinta. En cuanto a la posición, mejor con el plumín hacia arriba, aunque si duerme tumbada en una caja tampoco pasa nada.

A largo plazo

Si tienes pensado dejar de usarla durante una larga temporada lo mejor es que retires toda la tinta y la limpies tal y como he explicado. También es recomendable no dejarlas al sol para evitar cualquier daño estético.

Extra: Cuando viajas en avión

Cómo limpiar una pluma estilográfica desatascar la tinta seca Kaweco Sport artsport bellroy fieldnotes iphone xs
La combinación de la Kaweco ArtSport y la cubierta para Field Notes de Bellroy es ideal para viajar. Foto por Asier G. Morato.

Por último, aunque no por ello menos importante, si tienes pensado viajar en avión con tu pluma y no quieres acabar manchándolo todo de tinta tienes dos opciones:

  • Retirar toda la tinta de la pluma (cartucho y restos del plumín incluidos) y llevar la tinta en un bote cerrado herméticamente.
  • Rellenar al máximo el depósito de tinta de la pluma.
Las fugas de tinta en un avión ocurren por el cambio de presión, el aire reduce/aumenta su tamaño con el cambio de altitud, por lo que una burbuja o un depósito medio vacío se puede comprimir y expandir haciendo que la tinta salga expulsada.

En cualquier caso, aunque no sea nada elegante, no está de más llevarla dentro de una bolsa de plástico zip por si acaso.

Espero que estos consejos sobre cómo limpiar una pluma estilográfica os hayan servido de ayuda. Si tienes alguna duda o conoces algún truco que no haya mencionado no dudes en compartirlo en los comentarios.


Invítame a un café ☕️

Si te gusta El Imperdible puedes apoyar mi trabajo invitándome a un café. Un pequeño chute de energía para seguir escribiendo, sacando fotos y grabando podcasts.

€2,00

Archivado en: Toma Nota

Por

Me dedico a la comunicación y, además, soy el padre de El Imperdible. Vivo en Vitoria-Gasteiz y me encanta contar historias, sacar fotos, pasear a mi perro y los aguacates.

1 comentario

  1. Julio Miyares González-Coto dice

    Asier, buenos días.
    Soy Julio Miyares y tengo un problema con una Parker 51. Es por lo que te escribo por si me puedes ayudar.
    Se me cayó encima de una alfombra, totalmente cerrada ; se conoce que hizo alguna presión extraña y soy incapaz de abrirla. Es decir, imposible extraer el cuerpo del capuchón.
    Si quisieses darme alguna solución, te lo agradecería.
    Un abrazo
    Julio

Deja un comentario