Con estas recetas sanas y ligeras ya no tienes excusa para no comer bien

Aquí puedes encontrar todo tipo de recetas sanas y ligeras con verduras para comer bien y cenar de forma saludable. Más fácil imposible.

A priori puede parecer que lo sano y lo delicioso son dos conceptos reñidos en cocina pero lo cierto es que muchas veces pueden ir de la mano. Y, para muestra un botón.

En esta página puedes encontrar una selección de las mejores recetas sanas y ligeras que hemos publicado en El Imperdible. Platos deliciosos que demuestran que se puede comer bien y de forma equilibrada al mismo tiempo que se disfruta de cada bocado.

Las mejores recetas sanas y ligeras de El Imperdible

Como hacer pisto manchego receta rápida para comer verduras

Pisto manchego

Puede que sea una de esas recetas de toda la vida, pero todavía hay mucha gente que no sabe lo que es comerse un buen pisto manchego. A base de verduras y con un toque especial en forma de huevo es una de nuestras recetas sanas y ligeras estrella.

Escalivada, la mejor forma de asar verduras al horno

Escalivada

La próxima vez que busques una guarnición para tus platos o hacer una ensalada distinta piensa en la escalivada. No te puedes hacer a la idea lo rico que quedan todas estas verduras después de pasar un rato en el horno. Para chuparse los dedos.

Cómo hacer tartar de atún - Receta rápida y sencilla

Tartar de atún

A primera vista puede parecer que un tartar de atún como el de la foto no pega en una lista de recetas sanas y ligeras, pero lo cierto es que es el claro ejemplo de que lo delicioso y lo sano no tienen por qué estar reñidos. Perfecto para cuando invitas a gente a cenar.

Receta Cómo hacer boniato al horno con especias

Boniato al horno

La próxima vez que pienses en acompañar a tu filete o hamburguesa con unas patatas fritas acuérdate de este delicioso boniato la horno con especias. Su sabor es de lo más especial y además no tienen nada de grasa ni aceites. Te acabarás convirtiendo.

Cómo hacer Falafel casero - Receta rápida y sencilla

Falafel

No, no es una croqueta. Si, estamos seguros de ello. Esto que ves aquí es un falafel hecho a base de garbanzos y otras especias. No es una de esas recetas sanas y ligeras para todo el mundo, pero en El Imperdible nos tiene enamorado. Sobre todo en pan de pita.

Recetas sencillas y rápidas de comida para llevar

Recetas para llevar

Estas son las recetas sanas y ligeras que buscas si eres de esas personas que comen fuera de casa a diario. Sabor y sencillez al servicio de la comodidad. Así ya no tienes que seguir llevándote el tupper de macarrones con chorizo cada día. ¡Viva la variedad!

Cómo hacer un sandwich Bocadillo huevo y aguacate en casa receta rápida y sencilla

Sándwich de aguacate y huevo

Este sándwich de aguacate y huevo es perfecto para esas noches en las que te apetece comer algo rico rico pero no tienes muchas ganas de ponerte el delantal. Se prepara en un santiamén, está para chuparse los dedos y además es de lo más equilibrado.

Bol de granola cómo hacer un Brunch sin gluten recetas

Bol de granola

Si estás harto de desayunar un café con leche y bollería cada mañana te recomiendo que eches un vistazo a este delicioso bol de granola con frutas frescas. No todas las recetas sanas y ligeras de esta colección iban a ser para comer o cenar, ¿no?

Frittata de tomate cómo hacer un Brunch sin gluten recetas

Frittata de tomate

Llegada desde Italia, la frittata de tomate es una de esas recetas sanas y ligeras que pegan tanto para un brunch como para una cena con amigos. Que no te asuste tanta espinaca o verdura, está deliciosa y enamorará a cualquiera que se la sirvas.

Receta bagel pera manzana huevo queso

Bagel de pera y manzana

Dulces, salados, con ingredientes de todo tipo… Pocas cosas son tan versátiles en cocina como los bagels. Sólo hay que probar este delicioso bagel de pera, manzana y huevo para darse cuenta. Ideal para un almuerzo, un brunch e incluso una cena rápida.


Espero que esta colección de recetas sanas y ligeras os anime a comer y cenar de una forma más equilibrada y saludable. Y es que, como has podido ver, lo sano y lo sabroso se pueden juntar en el mismo plato.