Caprichos, Cooltura
- Dejar un comentario

Nintendo Switch Lite, el tamaño no importa

Nintendo Switch Lite Amarilla

Más pequeña, más ligera, más resistente, algo más de batería y alguna que otra pega. La pregunta es, ¿acaso merece la pena la Nintendo Switch Lite?

Siempre he sido más de consolas portátiles que de sobremesa. Por eso me gustó tanto la Switch original: por primera vez podía seguir con mis aventuras sin importar si estaba en el sofá o de viaje.

Dos años y medio después llega la Nintendo Switch Lite (219€) y lo que empezó como una consola de sobremesa que podías llevarte por ahí se ha transformado en una consola portátil. La diferencia es sutil, pero tiene algunas consecuencias.

Algunas son buenas y otras son malas. De ahí la pregunta del millón: ¿Acaso merece la pena la Nintendo Switch Lite?

¿Acaso merece la pena la Nintendo Switch Lite?

Además del color amarillo, que tanto me recuerda a mi Game Boy Color, lo primero que llama la atención cuando la coges por primera vez es lo pequeña y ligera que es. Es más, es uno de los motivos por los que merece la pena la Nintendo Switch Lite: tiene el tamaño perfecto para una consola portátil moderna.

Ahora que hemos aceptado que el bolsillo es para los teléfonos, las consolas portátiles pueden ser algo más grandes. La Switch original quizás estaba un poco al límite (400 gr – 24×10 cm) mientras que la Switch Lite tiene en el tamaño perfecto (275 gr – 20×9 cm). Además, al estar hecha de una sola pieza (los mandos no se extraen) es mucho más resistente. Eso si, yo la seguiría llevando en una funda.

Con el cambio de tamaño también ha encogido la pantalla (de 6,2” a 5,5”). Pero, como se ha mantenido la resolución, todo se ve mucho más nítido. Quizás en algunos juegos el texto se vea demasiado pequeño, pero la diferencia es tan pequeña que la culpa es más de los desarrolladores que de la consola.

merece la pena la Nintendo Switch Lite amarilla
Foto por Asier G. Morato.

En lo que al chip se refiere, la Switch Lite cuenta con una versión actualizada que, si bien da el mismo rendimiento, resulta mucho más eficiente. Puedes jugar durante 4 horas a Breath of the Wild en vez de las 3 horas de la Switch original (la nueva Switch normal con el mismo chip de la Lite dura 5,5 horas).

Si tuviera que poner alguna pega, diría los botones son esponjosos, como los del mando Pro, en vez de duros como los de los joycon originales. ¯\_(ツ)_/¯

Donde el tamaño sí importa

merece la pena la Nintendo Switch Lite amarilla
Foto por Asier G. Morato.

No os voy a engañar, hay un punto en el que el tamaño si importa. En su particular operación bikini la Switch Lite ha prescindido de algunas cosas. Ya no hay vibración HD, cámara infrarroja, peana, mandos extraíbles ni tampoco se puede conectar al televisor. Aunque siempre puedes ingeniártelas para esto último.

Al perder ciertas funciones y ser más pequeña la Switch Lite no es compatible con todos los juegos. Labo tiene muchas incompatibilidades y juegos como Mario Party, 1-2-Switch o RingFit Adventure necesitan de hardware adicional.

¿Es peor que la Switch original? ¿Es mejor? Pues depende de ti. La Switch original es la experiencia completa, puedes jugar en la tele y en modo tabletop. Mientras que la Switch Lite cuesta 100€ menos y es una consola mucho más ligera, resistente y portátil.

En mi caso prefiero una consola que no me de pereza llevar en la mochila, aunque si os soy sincero habrá juegos (como la secuela de Breath of the Wild) que querré jugar en la tele. Ante lo cual uno se puede preguntar, ¿y si quiero tener dos Switch?

La transferencia de datos, tal y como nos tiene acostumbrados Nintendo, es algo rocosa. El sistema ha mejorado bastante desde la 3DS, ya no hacen falta destornilladores, pero sigue sin ser tan sencillo como cambiar de iPhone o iPad. Durante la transferencia sólo se pasan las capturas de pantalla, datos de guardado y el perfil, pero tienes que volver a descargarte todos los juegos pese a que pongas la tarjeta de memoria de la consola antigua en la nueva.

¿Y por qué no tener las dos?

merece la pena la Nintendo Switch Lite amarilla
Foto por Asier G. Morato.

Si quieres meter una segunda Switch en tu casa (para ti o algún familiar), la única duda es si prefieres la Switch Lite en amarillo, gris o turquesa. Bromas a parte, es posible tener tus juegos (digitales incluidos), partidas y perfil en dos Switch al mismo tiempo. Eso si, no es fácil de entender ni sencillo de mantener. Hay dos cosas que tienes que tener en cuenta.

En el caso de los juegos digitales, además de tener el perfil y la cuenta en ambas, tienes que poner la Switch Lite como consola principal y la Switch de casa como secundaria (necesita internet para comprobar que puede jugar).

El caso del guardado de las partidas es algo más complejo. No se sincronizan, pero tal y como explican en este artículo hay formas de pasar el guardado de una consola a otra:

  • La forma más sencilla es teniendo Nintendo Switch Online (NSO) y acordándote de subir/bajar de la nube el guardado cada vez que cambias de consola.
  • Si el juego no es compatible o no tienes NSO, puedes transferir el guardado de una consola a otra, pero te en cuenta que siempre se borra en la consola de origen.

No sé qué llegará antes, si la Switch Pro o una Switch Home, pero si me preguntáis si merece la pena la Nintendo Switch Lite (219€), para mi la respuesta es un rotundo sí.


Invítame a un café ☕️

Si te gusta El Imperdible puedes apoyar mi trabajo invitándome a un café. Un pequeño chute de energía para seguir escribiendo, sacando fotos y grabando podcasts.

€2,00

Deja un comentario